Con motivo de la conmemoración mañana, 4 de febrero, del Día Mundial contra el Cáncer, la AECC ha querido estar presente en Santa Úrsula para recordar a la población que la lucha contra el cáncer no descansa.

Así, a pesar del frío y la lluvia, un grupo de voluntarios y vecinos se han dado cita en el puesto informativo instalado en la plaza, donde el alcalde -Juan Acosta- ha procedido a la lectura de un manifiesto en el que se ha recordado que es importante la unidad en la lucha contra el cáncer y el que se pongan todos los medios posibles para conseguir acabar con este mal.

El objetivo de este día mundial es salvar millones de muertes prevenibles cada año mediante la sensibilización y la educación sobre esta enfermedad. Por ello, se pretende sensibilizar a la ciudadanía en general, ya sea promoviendo la detección precoz, los estilos de vida saludables, o la mejora de la calidad de vida.