EL AYUNTAMIENTO DE SANTA ÚRSULA CONSOLIDA SU APUESTA POR LA SALUD CON LA ADHESIÓN A LA ESTRATEGIA DE PROMOCIÓN DE LA SALUD Y PREVENCIÓN DEL SISTEMA NACIONAL DE SALUD.

Si por algo destaca el Ayuntamiento de Santa Úrsula es por su alto nivel de implicación en el desarrollo de políticas sociales que fomenten estilos de vida saludables y contribuyan a una mejora de la calidad de vida de los/as santaursuleros/as.

Este trabajo impulsado principalmente por la Unidad de promoción de la salud ha situado a este Ayto como punto de referencia en el desarrollo de acciones de prevención y promoción de la salud en el ámbito municipal. Hablamos de intervenciones que de forma continuada en centros educativos, centros juveniles, asociaciones de mayores,… y con la colaboración de los recursos sanitarios adscritos al municipio (centro de salud de la zona) han ayudado a sensibilizar y concienciar a la población en temas de salud y en beneficio de la ciudadanía.

En este año 2016 se ha considerado indispensable englobar todos estos esfuerzos en un marco sólido y prediseñado en el que la integración de diversas áreas municipales (urbanismo, medio ambiente, igualdad, deportes, bienestar social, educación,…), y sobre todo la participación de los diferentes agentes sociales sea una de las premisas para seguir avanzando en la promoción de estilos de vida y entornos saludables. De ahí nuestra reciente adhesión a la ESTRATEGIA DE PROMOCIÓN DE LA SALUD Y LA PREVENCIÓN EN EL SISTEMA NACIONAL DE SALUD.

Esta estrategia es aprobada por el consejo interterritorial del Sistema Nacional de Salud el 18 de diciembre de 2013 con el objetivo de ganar años de vida en buena salud y libres de discapacidad y se desarrolla en el marco de la Estrategia para el abordaje de la Cronicidad en el Sistema Nacional de Salud (SNS) con vigencia hasta 2020.

Con esta adhesión Santa Úrsula se suma a una iniciativa nacional que incorpora a la gestión política y al trabajo de los técnicos municipales una visión integral y positiva de la salud; esto no sólo nos permitirá trabajar desde las necesidades y los riesgos para la salud, sino con las fortalezas, oportunidades, capacidades, habilidades o recursos con los que cuenta un individuo o una comunidad para cuidar de su salud.

La incorporación de esta estrategia a nuestras agendas de trabajo supone además un valor añadido, ya que es una OPORTUNIDAD para integrar y coordinar los esfuerzos de promoción de la salud y prevención en todos los niveles, sectores y actores implicados: diferentes organismos, instituciones, agentes sociales locales, y todo aquel que desee participar en el diseño del programa.

Hoy en día la salud o, mejor dicho “estar sano” no es una cuestión que se puede reducir a una buena o mala elección de la persona en su estilo de vida; la responsabilidad de nuestro estado de salud hay que enfocarla hacia los determinantes sociales y de equidad que existen en la comunidad. Siendo concientes de esta responsabilidad, avanzar en la promoción de la salud y por tanto mejorar el estado de bienestar de la población pasa por adoptar un enfoque donde las intervenciones de los políticos y del personal técnico responsable faciliten al ciudadano que la elección más saludable para su estilo de vida sea también la más fácil para integrar en su estilo de vida.

Se pretende visibilizar los factores, o determinantes que influyen en nuestra salud, que forman parte de nuestros estilos de vida y están determinados no sólo por lo que hacemos sino también por los entornos en los que vivimos. Por ello, esta estrategia propone el desarrollo progresivo de intervenciones identificadas como buenas prácticas y basadas en la evidencia científica, dirigidas a promocionar la salud y prevenir las enfermedades, las lesiones y la discapacidad, actuando de manera integral durante todo el curso de la vida sobre factores como la actividad física, la alimentación saludable, el tabaco, el alcohol y el bienestar emocional; tendiendo en cuenta los entornos en los que vive la población y con una vocación de universalidad de las intervenciones.

La primera fase de implementación de esta estrategia supone para nuestro municipio la Constitución de una Mesa Intersectorial formada por diversas áreas municipales: sanidad, educación, deportes, igualdad, transporte, urbanismo, bienestar social y medio ambiente; y que tendrá la función de contextualizar, desarrollar, coordinar, realizar seguimiento y evaluar la implementación de la Estrategia en el municipio. Y la creación de un mapa de recursos comunitarios para la salud de la Zona al objeto de visibilizarlos y potenciarlos entre la ciudadanía para incrementar su utilización. También, el MSSSI ofrece una aplicación WEB denominada “LOCALIZA SALUD” que permitirá mostrar los recursos de Santa Úrsula en un mapa on line a nivel nacional. Además de promover la capacitación de la población a través la plataforma online http://www.estilosdevidasaludable.msssi.gob.es