El Consistorio destina una partida global de 240.000 euros y los beneficiarios podrán obtener subvenciones de hasta 600 o 350 euros, en función de la repercusión del COVID-19 en su actividad 

El Ayuntamiento de Santa Úrsula acaba de abrir la convocatoria de subvenciones destinadas a mitigar los efectos económicos del coronavirus COVID-19 en los autónomos y las pequeñas y medianas empresas (pymes) del municipio. La iniciativa cuenta con una partida que asciende a un total de 240.000 euros, que se podrá ampliar en función de las disponibilidades presupuestarias, y sus beneficiarios obtendrán hasta 600 o 350 euros, de acuerdo con las circunstancias que han tenido y tienen que soportar por la crisis social y económica derivada de la pandemia.

“Desde la irrupción del coronavirus COVID-19, estamos asistiendo a una situación excepcional en la que la crisis sanitaria ha acarreado, igualmente, notables perjuicios sociales y económicos al conjunto de la sociedad”, expone el alcalde del municipio, Juan Acosta. “Ante esta excepcionalidad -agrega-, en el Ayuntamiento de Santa Úrsula no hemos dejado de trabajar desde un principio para llevar a cabo cuantas actuaciones sean necesarias con el fin de paliar en lo posible estas dramáticas consecuencias que nos afectan a todos”.

“Con ese objetivo, el pasado mes de junio consensuamos en el Ayuntamiento un Plan de Acción Municipal Frente a la Crisis Sanitaria, Social y Económica causada por el Coronavirus COVID-19, en el que se recogen, entre otras muchas medidas, estas subvenciones extraordinarias para pymes y autónomos, que persiguen contribuir a impulsar el desarrollo y la reactivación del tejido comercial y empresarial del municipio en unos momentos tan complejos”, subraya el alcalde.

Las bases de la convocatoria, que se pueden consultar al completo en la sede electrónica de la web municipal -donde también figura el modelo normalizado de solicitud-, www.santaursula.es, reflejan entre sus requisitos que podrán acogerse a esta línea de ayudas las pymes o autónomos, con domicilio fiscal y centro de trabajo en el municipio, que se vieron obligadas a cerrar sus puertas o cesar su actividad de cara al público durante el estado de alarma, al margen de que pudieran prestar sus servicios a domicilio, de forma excepcional. Quienes se encuentren en estas circunstancias podrán obtener una ayuda por importe máximo de 600 euros.

De igual manera, podrán optar a las subvenciones quienes, aun permaneciendo su actividad abierta al público durante el estado de alarma, puedan acreditar pérdidas económicas del 75% en su facturación. En este caso, la ayuda máxima ascenderá a 350 euros.

Únicamente podrá presentarse una solicitud de ayuda por persona física o jurídica, cooperativa, sociedad civil o comunidad de bienes, y para un único establecimiento. El periodo de presentación de solicitudes ya está abierto -una vez que la convocatoria ya ha sido publicada en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Santa Cruz de Tenerife- y concluye el próximo 16 de octubre. Junto a las solicitudes, los interesados deberán adjuntar la documentación que se detalla en las bases.

“Confiamos en que estas ayudas contribuyan al necesario reimpulso de la actividad económica del municipio”, apunta la concejala responsable del Área de Comercio, Elisa Hernández. “Santa Úrsula se caracteriza por el dinamismo de su amplia oferta comercial y empresarial, y estamos convencidos de que con estas y otras acciones, como la reciente agilización urgente del pago a proveedores del Consistorio, por valor de más de 1,5 millones de euros; el servicio municipal de atención individualizada a empresas y emprendedores o la campaña de reactivación y promoción del comercio local ‘Santa Úrsula se reinventa. Juntos avanzaremos’, vamos a lograr entre todos superar esta difícil situación que afecta a tantas economías familiares”.