El Cabildo de Tenerife está ejecutando el proyecto de rehabilitación de la Carretera General del Norte (TF-217), a su paso por los municipios de La Orotava, Santa Úrsula, La Victoria y La Matanza. La actuación, que fue adjudicada a la empresa Transformaciones y Servicios S.L, dispone de un presupuesto de 2,4 millones de euros y un plazo de seis meses.

El presidente del cabildo, Carlos Alonso, y el alcalde de Santa Úrsula, Juan Acosta, acompañados por el director insular de Movilidad y Fomento, Miguel Becerra, visitaron este lunes los trabajos para conocer el avance de los mismos, a su paso por el municipio.

Los trabajos incluyen el asfaltado de unos once kilómetros de carretera, mejoras en el sistema de drenaje, labores de señalización, el acondicionamiento del balizamiento y de los sistemas de defensas. Además, se rehabilitarán las paradas de guaguas, de tal manera que permita garantizar las condiciones de accesibilidad de las mismas. En concreto, en Santa Úrsula se arreglarán 10 paradas de guagua, en algunas de ellas se construirán nuevas garitas para resguardarse del sol y lluvia.

La obra también contempla la dotación de un nuevo paso de peatones elevado en Santa Úrsula, ubicado en el p. k. 7+080 (aproximadamente a la altura del Banco Bilbao) y la mejora de los pasos de peatones existentes, además del acondicionamiento de los márgenes de la vía.

La obra se completará, a medio-largo plazo, con otra actuación de mayor envergadura en la citada carretera, que incluya una rehabilitación integral, con mejoras no solo en la calzada sino en el ámbito de acceso de los peatones, al igual que la adecuación de las intersecciones mediante la dotación de nuevas rotondas como la de en frente del Ayuntamiento de Santa Úrsula y la de la Cuesta de la Villa que dará comienzo en unos meses.