Los miembros del Club de Ciclismo Bentor despliegan una iniciativa benéfica para contribuir a la lucha contra el cáncer infantil

El Tour de la Ilusión volverá a pedalear este viernes y sábado, 12 y 13 de febrero, por una buena causa: concienciar sobre el cáncer infantil. Para ello, a través de esta iniciativa, y adaptándose a la actual situación condicionada por la pandemia, los miembros del club realizarán 15 horas de ciclismo ‘indoor’ con el fin de recaudar fondos para la Fundación Niños con Cáncer Pequeño Valiente.

Se trata de la tercera edición de esta propuesta benéfica, que está organizada por el Club de Ciclismo Bentor, con la colaboración del Ayuntamiento de Santa Úrsula. Tal y como explica el alcalde, Juan Acosta, “esta actividad cuenta con todo nuestro apoyo. Por ello, no hemos querido dejar de impulsarla a pesar de las actuales circunstancias que impone la pandemia. En esta ocasión se llevará a cabo de manera “estática”, adaptándonos así a las restricciones sanitarias para evitar la propagación del coronavirus COVID-19. Para ello, la realización de la actividad cuenta con un estricto protocolo sanitario y se van a seguir todas las medidas preventivas, como, por ejemplo, la distancia social, la higiene de manos, la toma de temperatura o la desinfección de bicicletas entre usos”.

El Tour de la Ilusión ‘indoor’ se llevará a cabo mañana viernes, en horario de 12.00 a 22.00 horas, y el sábado, de 8.00 a 11.00 horas, en la explanada delantera del Ayuntamiento de Santa Úrsula, donde se colocarán un total de seis carpas en las que habrá una bicicleta estática, a excepción de una de ellas, donde se ubicará un punto informativo de la Fundación Pequeño Valiente, en el que se realizará la recogida de fondos y de juguetes.

Todos los niños y niñas que forman parte de la Escuela Municipal de Ciclismo de Santa Úrsula–Club Bentor participarán en la actividad. Serán un total de 37 menores de entre 7 y 15 años. El presidente del club, Ramón González, apela a la solidaridad de la ciudadanía y hace un llamamiento a vecinos y visitantes para que colaboren “en la medida que les sea posible” con esta iniciativa que, a través de la Fundación Pequeño Valiente, hará un poco más felices a los niños que padecen cáncer y a sus familias”.

La concejal de Deportes, Salomé Fernández, hace hincapié en la satisfacción del Ayuntamiento por la colaboración que mantiene con la Escuela Municipal de Ciclismo, pues “no solo se trata de apoyar la actividad física y los hábitos de vida saludable, especialmente entre los más jóvenes, sino que además sirve de plataforma para fomentar una serie de valores que son esenciales en su desarrollo como personas, tales como la solidaridad, la empatía, el compañerismo y la tolerancia”.

Origen 

La iniciativa del Tour de la Ilusión partió de los propios miembros de la Escuela Municipal de Ciclismo de Santa Úrsula–Club Bentor, quienes, tras participar en un acto solidario y ver los buenos resultados obtenidos, decidieron que querían aportar su granito de arena en pro de una buena causa. En diciembre de 2018 se llevó a cabo la primera edición de esta ruta ciclista solidaria, que en esa ocasión recabó fondos para realizar actividades de ocio en la planta de Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria. La segunda edición se desarrolló en agosto de 2019 y su objetivo fue concienciar sobre el autismo, al mismo tiempo que se recaudaban fondos para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. En diciembre de 2020 se iba a celebrar la edición que ahora tiene lugar, pero debido a las restricciones impuestas entonces por la pandemia se aplazó a este momento.

Solidaridad 

Desde el Ayuntamiento de Santa Úrsula se anima a la población a que contribuya en la medida de sus posibilidades, ya sea con juguetes o donando fondos en la carpa habilitada para tal fin. Asimismo, en el Consistorio se quiere agradecer la implicación del Club de Ciclismo Bentor-Santa Úrsula y la contribución del resto de colaboradores en esta iniciativa (Aranzazu Bike, Parking El Drago, Ciudad Deportiva Tacoronte y Serigrafía Santa Úrsula).