Como muestra de solidaridad y respeto a todas las personas damnificadas por los incendios, el Ayuntamiento de Santa Úrsula ha suspendido todas las actividades previstas hasta el 23 de marzo.

Santa Úrsula vivió el domingo 23 de febrero el peor día de su historia con el incendio de diversas zonas de Santa Úrsula, después de una semana el Ayuntamiento sigue evaluando daños y ha suspendido todas las iniciativas previstas durante un mes, de esta forma los actos previsto con motivo del día de la Mujer, la Feria Santa Úrsula, Vinos y Tapas, o el Carnaval de Santa Úrsula son algunas de las actividades suspendidas.

El Ayuntamiento está recabando información de los daños ocasionados para elaborar un informe detallado que se abordará en un pleno extraordinario y poder solicitar al Gobierno de Canarias la declaración del municipio como zona catastrófica, lo que permitirá acceder a una serie de ayudas y subvenciones contempladas para estos casos para que tanto vecinos como el Consistorio puedan hacer frente a los daños materiales sufridos.