La entrega del título honorífico, el primero que otorga el municipio, tuvo lugar el jueves 21 de noviembre en el Consistorio

 El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Santa Úrsula fue escenario este jueves, en un acto presidido por el alcalde, Juan Acosta, de la entrega de la distinción de Hijo Adoptivo del municipio, a título póstumo, al músico Ernesto Beteta Garmendia. En una ceremonia llena de emoción, la familia del homenajeado recibió este reconocimiento hacia quien tiene el mérito de ser el responsable y precursor de la cultura musical reglada en Santa Úrsula. Además, se trata del primer título honorífico que concede el Consistorio santaursulero.

 La fecha elegida para la celebración del acto, víspera de la festividad de Santa Cecilia, patrona de la música, no fue casual. Por ello, tras la ceremonia se desarrolló un concierto en el vestíbulo del Ayuntamiento por parte de la Banda Municipal de Música, que lleva el nombre del homenajeado, Asociación Músico Cultural Ernesto Beteta.